martes, 17 de marzo de 2009

Premio Arte y Pico


Ha sido una gran sorpresa para mi, saber que mi amiga Luna, en su blog, me ha otorgado el Premio Arte y Pico. Ha sido, desde luego, algo inesperado, y que me ha hecho muchisima ilusión.
Gracias Luna por ese premio. Y sigue con tu blog, que es uno de los mejores que hay en la red.

martes, 10 de marzo de 2009

El Mate


El Mate. Una infusión Argentina.
El hecho de haber compartido mi vida durante casi un año con una Cordobesa, pero no de Córdoba- España, sino de Córdoba-Argentina, afincada en España, me ha permitido conocer, una costumbre de ese País. Tomar mate. No sólo he tomado, sino que también me he convertido en un buen aprendiz de cebador.
El Mate funciona como estimulante del sistema nervioso, La yerba, es un arbusto cuyo cultivo se halla muy extendido en Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay, y hoy en día ha dado cimiento a una industria que es fuente de riqueza nacional. Del arbusto de la yerba mate, sólo es aprovechable hoja, a la que se somete a un proceso tostado y secado antes de ser envasada y vendida. Estos procedimientos son que dan lugar a la aparición de las sustancias aromáticas que caracterizan a estas hojas.


Como Preparar un buen Mate:


La manera habitual de preparar el mate re­quiere utensilios especiales un recipien­te, hecho ahuecando una calabaza , y la bombilla. Para preparar la infusión se coloca en el reci­piente la bombilla y se llena con yerba mate hasta casi el tope del recipiente, después se echa un chorro de agua fría y se deja que se asiente la yerba. Se vacía el recipiente de agua dejando la yerba y lentamente se echa agua que esté en su primer hervor, haciendo que el agua ca­liente extraiga en pocos minutos el sabor. Al aspirar por la bombilla, sale un líquido verdoso y amargo, cuyo sabor algunos corrigen agregando azúcar o hierbas aromáticas. De esta manera, volviendo a echar agua, la operación se repite muchas veces, has­ta lo la yerba esta "lavada" , lo que significa que ha perdido sus matices y sabor.


La historia del uso de la yerba mate


Esta se remonta a época muy anterior a la conquista de América. Los indios guaraníes salían prepa­rar la yerba para su consumo y eran grandes bebedores de mate, solamente que no lo hacían como nosotros, sino que utilizaban agua fría y además mezclaban la yerba con otras hierbas aromáticas.

Los conquistadores aprendieron bien pronto a conocer las propiedades estimulantes del mate e hicieron de él una de sus bebidas predilectas. Con el mate suplantaban las bebidas regionales a que estaban acostumbrados en Europa, y, además, lo modificaron al prepararlo como infusión, con agua caliente, y al agregarle azúcar.

El mate amargo, tal como lo bebían los indígenas, está, sin embargo, muy arraigado entre los campesinos, mientras que los hombres de las ciudades y especialmente los extranjeros, lo prefieren dulce o aromatizado con un pequeño agregado de café o especias olorosas

En la Argentina, en el Paraguay y en Uruguay, es típico de la gente beber mate, la familia se reúne a una hora determinada para beber el mate, y estas reuniones. Como la hora del te en Inglaterra.

También es usual en la Argentina ingerir el mate de la manera que se prepara un te, en taza, lo que se denomina mate cocido, y se le puede agregar leche y azúcar para suavizar el amargo sabor.


Las Propiedades del Mate:


El mate, funciona como un estimulante del sistema nervioso. Su acción es análoga a la del Café o el Te, ayuda a la digestión y a la actividad cerebral. Su gran valor energético es la abundancia en Vitamina C. Contiene Alcaloides y Mateina (Cafeína).

domingo, 8 de marzo de 2009

Horóscopo Chino. Soy un Perro.


PERRO QUE LADRA NO MUERDE!

DOMESTICABLE Y LEAL SU OLFATO JAMAS FALLA.


El Perro es amistoso, amable, altruista y nunca abandonará a un amigo en problemas o en alguna clase de dificultades. El Perro es el de mente más imparcial de todos los tipos animales de la astrología china, y su sentido de lo equitativo es tal que cualquier injusticia que se haga a otro se siente de forma tan amarga como una injusticia que se experimentase en las propias carnes. La preocupación del Perro por lo recto y lo justo a veces le lleva a ver el mundo de una manera muy simplista. Todo, y todos, se ve como negro y blanco; no existen matizaciones de gris. Las personas y las instituciones se ven como buenas o malas, como agradables o desagradables. El Perro es casi incapaz de apreciar que la mayoría de nosotros tenemos motivos encontrados en nuestros actos, que existe algo bueno en el peor de nosotros, que algún pecado original se encuentra en el más virtuoso de los santos. Tienen una mente poderosa y lógica y a menudo despliegan una considerable astucia que, en ocasiones se convierte en desconfianza. Los Perro son suspicaces para con los desconocidos y tienden a preocuparse indebidamente por las motivaciones de aquellos a los que no conocen bien. Los Perro pueden ser muy combativos, particularmente cuando creen estar oponiéndose a la injusticia, puesto que, constitucionalmente, no son agresivos; sólo pelean cuando creen que ellos o sus amigos están siendo atacados. Los Perro son suspicaces hacia los desconocidos y hacen amistades con lentitud. Son aún más lentos en conceder su afecto. Nada le causa más alarma al Perro de uno u otro sexo que alguien, al que no conocen lo suficiente, les anuncie de repente su afecto o consideración. Sin embargo, cuando un Perro concede su amor a alguien, por lo general será para toda la vida o, por lo menos, hasta que los alejen a golpes y patadas: son extraordinariamente leales a su pareja, incluso en circunstancias difíciles. Es menos probable que establezcan relaciones satisfactorias con los Dragón, con los que son incompatibles; cada uno es incapaz de ver los puntos de vista del otro. La combinación Perro/ Gallo es también difícil. Caballo y Tigre proporcionan las mejores parejas para los Perro, y no existen grandes problemas con otras combinaciones.


PREDICCION PARA ESTE AÑO: Estarán muy bien, por que el perro sale de su año, que fue muy dificil. Las recompensas llegarán todas juntas. Va a acrecentar su patrimonio, tendrá exitos laborales y profesionales. Por otro lado, estará mu bien en el amor y quizás experimente algún cambio de lugar o viaje. Incorporará nuevas costumbres y enfrentará situaciones imprevisibles, que fortalecerán su equilibrio mental y espiritual. Deja espacio para la llegada de amigos, hijos, hermanos y nuevos huéspedes. Estará muy inspirado y lleno de iniciativas a la hora de recuperar su vocación, abrirá un lugar para dar seminarios. Se sentirá con gran responsabilidad social. Amor El cielo de abril ayudará a quienes están solos a encontrar una pareja. ¡Quizás poca pasión pero un sentimiento sincero que podría durar para toda la vida! Agosto y septiembre parecen ser los meses ideales para las parejas en crisis para que encuentren el entendimiento y el diálogo perdido. Octubre, noviembre y diciembre vivirán tratando de conquistar un probable pretendiente que no quiere creer en vuestra encantadora indiferencia. Trabajo Desde febrero a abril no entregues tu confianza en un colega malvado e increiblemente ambicioso porque podrías encontrarte en una situación desagradable. En mayo presta atención a un negocio inmobiliario que tiene olor a estafa. Por suerte el invierno parece mejor iluminado por el tránsito de cuerpos celestes que te prometen suerte en el juego y nuevos contactos profesionales absolutamente ventajosos. Salud Durante toda la primavera no corras riesgos, no exigas a tu físico más de lo que puede afrontar. Deberás estar muy atento también en septiembre si no quieres estresarte excesivamente: deberías descansar mucho y apartar todo trabajo mental excesivo. El invierno te verá finalmente fuerte, enérgico y, como siempre, increíblemente atractivo

viernes, 27 de febrero de 2009

Canelones de Navidad.


Sí. Ya lo sé. Sólo hace un poco más de dos meses que fue Navidad y todavía estamos de comilonas hasta el gorro. Y como no, de unos de sus platos más populares, los canelones. Pero es que yo este año hice muy pocos y me ha entrado el mono. Y que mejor momento que ahora, para cocinar unos cuantos más y de paso dejar aquí la receta. Y ya de paso aprovecha Ana para apuntarla, guardarla y probarla, claro. Pues allá vamos.

Lo más importante antes de ponernos manos a la obra, es tener paciencia, mucha paciencia. Este es un plato que para elaborarlo bien, hay que cocinarlo con tranquilidad y con tiempo. Y si nos ponemos con ganas de hacerlos, mejor aprovechar y hacer ya una cantidad suficiente para tener una buena temporada de provisión. Se congelan y se usan cuando se quieran.


Empecemos con los ingredientes.

Es básico utilizar ingredientes de buena calidad, tanto en las carnes como en los vegetales que vamos a usar.


Carne vamos a utilizar básicamente de dos animales. De ternera y de cerdo, aunque también pero en menor proporción, pollo.


Las cantidades que iré enumerando, son en proporción, por lo que depende de la cantidad final de canelones que queramos hacer, aumentaremos o disminuiremos en esa proporción.

Con las cantidades que doy, se pueden hacer entre 120 y 150 canelones. Todo depende en poner más o menos relleno.

Empecemos con la ternera. Buscaremos uno o dos pedazos de carne de ternera bien roja y tierna. El peso será aproximadamente de 1,5 Kgs. Depende de la parte de ternera que cojamos podemos encontrar una sola pieza que haga ese peso.

Otro igual haremos con la carne de cerdo. Buscaremos un buen trozo de cinta de lomo o de solomillo, y la cantidad es la misma que de ternera, aproximadamente 1,5 Kgs.

Tanto en la ternera como en el cerdo, nos interesa una carne bien magra. No debe importarnos, de todas formas que tenga mucha o poca grasa, ya que durante la cocción se nos irá fundiendo y quedará una salsa que añadiremos más tarde en la elaboración del plato.
















También, aunque en menor proporción, necesitaremos también algo de carne de pollo. Para las proporciones que tenemos de ternera y de cerdo, nos bastarán 4 muslos de pollo.

Para dar también un toque especial, añadiremos un cuarto de gallina. Su sabor nos dará un punto al final que sabremos apreciarlo.

Ya sólo nos queda, en el apartado de las carnes, un poco de hígado. No demasiado, para no encontrarnos con los clásicos canelones que saben a foie gras. Podemos utilizar de pollo o de ternera. Eso queda a gusto del consumidor. Si son de pollo podemos poner entre 6 y 10 higados, y si es de ternera, nos bastará con uno. Como digo es un ingrediente importante en el plato, pero del que no debemos abusar para evitar que su sabor nos marque.

Ya sólo nos falta la parte vegetal.

Un par de tomates, si son maduros mejor, otro par de cebollas y dos ajos. Todo esto condimentará las carnes durante su cocción.

No debemos olvidar, tampoco, salar las carnes. Ya que las piezas son grandes, no nos quedemos cortos con la sal.

Y con todos los ingredientes, ya sólo nos queda colocarlos en una fuente bien repartidos, que tengan calor por igual, y empezamos una cocción muy lenta. Pero mucho.
















Las carnes van a tardar 3 horas en hacerse. Y ese tiempo tiene que ser con el mínimo fuego posible, para que se nos haga bien en su interior y no se nos queme por fuera. Eso se llama "rustido". Las carnes van a ir desprendiendo su jugo. Apenas habremos puesto aceite para cocerlas. La propia grasa de la carne, como decía antes, servirá para llegar al punto final del rostit.

Decía al principio lo de la paciencia. Pensemos que desde que hemos empezado a prepararlo hasta este momento, ya hemos consumido 4 horas en la cocina. Y todavía nos queda un buen rato.

En este punto, ya tenemos preparada la base del relleno. Ahora sólo debemos dejar enfriar un poco la carne y picarla.

Este es otro de los puntos importantes. La carne debe picarse con una picadora de las de siempre. De esas pesadas de hierro de toda la vida. Aquí no nos sirven las innovadoras máquinas modernas. Se trata de picar la carne y que conserve volúmen. Las picadoras eléctricas que hay en el mercado, lo que hacen es una masa con la carne, con lo que al final el relleno nos queda pastoso. Lo bueno de los canelones artesanos, es encontrar, aunque mezclados, los diversos sabores de las carnes que contienen.

















Así, pues, tengamos un poco más de paciencia y vayamos picando la carne. Mejor si vamos mezclando los diferentes tipos, así después la mezcla queda más homogenea.

Cuando lo tenemos ya todo bien picado, toca preparar la masa. Para ello pondremos en el fuego una cazuela y en ella toda la carne picada. Agregaremos leche y para dar más sabor, el jugo que nos ha quedado del rostit. Tal como vayamos calentando, iremos moviendo con una cuchara e iremos mezclando y amasando bien toda la carne. Eso sin prisas. Tal como se vaya secando, añadiremos un poco más de leche. Cuando lo veamos todo bien mezclado y homogéneo, ya tenemos el relleno preparado. Ahora lo mejor es dejarlo enfriar para poder rellenar después las placas.

Podemos calcular, que llevamos ya cosa de 6 horas desde que hemos empezado. Y todavía nos falta bastante para acabar. Aunque de todas maneras, ya entramos en la fase final.

Ahora viene hervir las placas. Tenemos varias marcas en el mercado, incluso unas que no hace falta hervirlas. Pero ya que estamos en plan artesano, yo me decanto por las placas de toda la vida. Y sin ánimos de hacer publicidad ni de menospreciar otras marcas, yo suelo utilizar la marca el Pavo. Es una marca de solera. De las de toda la vida. Y tal como estamos haciendo la receta, son las más apropiadas para albergar el relleno que tenemos esperando en la cazuela.

Las instrucciones ya vienen en la caja, aunque voy a escribirlas también.

Ponemos en una cazuela grande agua y una buena cantidad de sal. Llevamos a ebullición y vamos dejando caer las placas, una a una y con mucho cuidado para que no se rompan. Para evitar que se nos peguen, habremos añadido al agua de la cocción un poco de aceite. Las placas deber hervir entre 12 y 15 minutos. Yo aconsejo no hervir demasiado, y dejarlas al dente. Nos irá mejor para envolver después el relleno, y para mi gusto quedan mejor. Durante la cocción de las placas, vamos removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera, para evitar que se peguen entre ellas, aunque a veces no podemos llegar a
evitarlo.

Y poco a poco, ya estamos llegando al punto final. Como he dicho al principio, las proporciones que he puesto son para que nos salgan entre 120 y 150 canelones, por lo que la cocción de las placas la tendremos que hacer en varias tandas, ya que en cada caja van 20 y no recomiendo, a no ser que la cazuela sea muy grande, poner más de dos cajas en cada cocción.

Cuando tenemos las placas cocidas, las pasamos por agua fria para parar la cocción y las dejamos enfriar un poco.

En la tarima de la cocina, si es suficientemente grande, o en la mesa del comedor, extendemos unos trapos de cocina limpios y encima de ellos vamos colocando, una al lado de la otra, las placas
















para después irlas rellenado. Una vez extendidas, tenemos al lado el cazo con la masa de relleno, que ya habremos dejado enfriar. Ayudados de una cuchara, vamos depositando una cantidad, eso más o menos lo veremos al hacerlo, de modo que después no tengamos problemas a la hora de enrrollar las placas con el relleno, y que nos quede el canelón bien hecho.

Cuando hemos puesto el relleno, después con las manos lo repartimos a lo ancho de la placa y lo enrrollamos como si liáramos un cigarrillo, en este caso, mejor un puro.

Vamos depositando los que ya tenemos hechos en moldes apropiados de aluminio. Unos nos servirán para la comida de mañana. Otros irán al congelador para próximas ocasiones.

Poco a poco, y con mucha paciencia, ya que a estas alturas llevamos liados ya unas 10 horas, hemos conseguido hacer un plato tradicional, casero y artesano. Y esa misma paciencia, hará que podamos degustar durante varias semanas, e incluso meses, un plato hecho por nosotros mismos a la vieja usanza, y que nada tiene que ver con los que se venden en las tiendas.

Ya sólo nos falta la parte final. Añadir salsa bechamel, queso rallado, y al horno a gratinar.

Os aseguro que cuando los hayais hecho una vez, no os arrepentireis y repetireis. Lo digo por experiencia propia.

Si alguno de anima y lo hace, ya me contará la experiencia.

Buen provecho.

Dejar huella

Huella. Una palabra tan corta y que contiene tantos significados.
El más popular, quizá, la huella dactilar, que es una identificación completamente personal e intransferible que nos identifica individualmente a los humanos unos de otros.
Otra huella, y esta vez de mayor proporción, la que han encontrado en los últimos días un equipo de científicos en el municipio de Colunga, en Asturias, y que pertenecía a un estegosaurio, un animal que vivió hace unos 150 millones de años.
Tenemos también la huella ecológica, que es un indicador definido como el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población dada con un modo de vida específico de forma indefinida.
Existe también una película de intriga titulada la huella, con Michael Caine y Jude Law de protagonistas.
Hay huellas de gato, de sandalias, de vacas, de coches,....... y de huella en huella llegamos a una que a veces dejamos y otras veces nos dejan.
Esa es una huella invisible. Una huella que no se ve simple vista con los ojos. Es una huella más profunda. Una huella que queda muy dentro de las personas. Son huellas dejadas por otras personas en nosotros. Puede dejarnos huella una palabra dicha, un beso recibido, un consuelo alentador. Son hechos que dejan huella en nuestro corazón. Y de allí son imborrables.
A lo largo de nuestra vida, muchas personas dejan huella en nosotros. Y quizás también nosotros dejamos huellas en otras. Por nuestro comportamiento, por nuestra forma de ser, por una sonrisa, por un abrazo, por un gesto amable.
Esta es la HUELLA con nombre propio. Una huella que nunca se borrará como la que hacemos en la orilla del mar, y que apenas dura unos segundos.
Demos a nuestra vida, a nuestras actitudes, a nuestra forma de ser el carisma necesario para que nuestra huella sea imborrable en el corazón de los demás.
Las huella superficiales, desaparecen y quizá se descubren en alguna investigación al cabo de millones de años. Nuestra huella es imborrable; nunca desaparece.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Cerrar Etapas

Este es un escrito de Paulo Coelho. Vale la pena leerlo, releerlo, y desde luego, seguirlo. Yo estoy en ello. En seguirlo.

Hay que saber cuándo una etapa llega a su fin.
Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir.
Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos... no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.
¿Me han despedido del trabajo? ¿Ha terminado una relación? ¿Me he ido de casa de mis padres? ¿Me he ido a vivir a otro país? Esa amistad que tanto cultivé... ¿ha desaparecido sin más?
Puedes pasar mucho tiempo preguntándote por qué ha sucedido algo así.
Puedes decirte a ti mismo que no darás un paso más hasta entender por qué motivo esas cosas que eran tan importantes en tu vida, se convirtieron de repente en polvo.
Pero una actitud así supondrá un desgaste inmenso para todos: tu país, tu cónyuge, tus amigos, tus hijos, tu hermano; todos ellos estarán cerrando ciclos, pasando página, mirando hacia adelante, y todos sufrirán al verte paralizado.
Nadie puede estar al mismo tiempo en el presente y en el pasado, ni siquiera al intentar entender lo sucedido.
El pasado no volverá: no podemos ser eternamente niños, adolescentes tardíos, hijos con sentimientos de culpa o de rencor hacia sus padres, amantes que reviven día y noche su relación con una persona que se fue para no volver.
Todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello.
Por eso es tan importante (¡por muy doloroso que sea!) destruir recuerdos, cambiar de casa, donar cosas a los orfanatos, vender o dar nuestros libros.
Todo en este mundo visible es una manifestación del mundo invisible, de lo que sucede en nuestro corazón.
Deshacerse de ciertos recuerdos significa también dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar.
Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas. Por ello, unas veces ganamos y otras, perdemos. No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor.
Deja de encender tu televisión emocional y ver siempre el mismo programa, en el que se muestra cómo has sufrido con determinada pérdida: eso no hace sino envenenarte.
Nada hay más peligroso que las rupturas amorosas que no aceptamos, las promesas de empleo que no tienen fecha de inicio, las decisiones siempre pospuestas en espera del "momento ideal".
Antes de comenzar un nuevo capítulo, hay que terminar el anterior: repítete a ti mismo que lo pasado no volverá jamás. Recuerda que hubo una época en que podías vivir sin aquello, sin aquella persona, que no hay nada insustituible, que un hábito no es una necesidad. Puede parecer obvio, puede que sea difícil, pero es muy importante.
Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida.
Por lo tanto, cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo.
DEJA DE SER QUIEN ERAS... Y TRANSFÓRMATE EN EL QUE ERES.

Primer día

Tarde, pero aquí estoy para resumir un poco la jornada de hoy.
Por la mañana, lo que decía antes. Me he dedicado un poco a configurar y diseñar esta página. Está todavía un poco en plan novato, pero ya iré aprendiendo.
Por la tarde, he asistido a la grabación en los estudios de tve, de un programa de los cómicos Josema Yuste y Flo. Nos ha recogido un autocar frente al Hard Rock Café de la Plaza de Cataluña, y nos ha llevado a los estudios de Sant Cugat del Vallés. El programa es uno nuevo que están empezando a grabar y que se emitirá los viernes a partir del mes de abril. Ya el dia de nochebuena, hicieron uno. No lo ví. Y ahora ya van a hacerlos cada semana.
Bien. Como decía hemos ido a los estudios de tve. En nuestro autocar íbamos una treintena de personas. Al llegar alli se han ido incorporando más personas venidas desde otros lugares. Al final, unos 200. Después de pasar un estricto control de seguridad, tipo aeropuerto, nos han llevado a una sala donde nos han dado una botella de agua mineral a cada uno, mientras iban organizando la entrada al plató en grupos. Yo he entrado de los últimos, ya que daban preferencia a personas que iban ya en grupo. Al entrar en el plató, me han enviado primero a la última fila, pero me han cambiado y he pasado a la platea. Un buen lugar, a un lado, pero de las primeras filas.
El animador de la grabación era un chaval que salia hace años en un programa de Jordi Gonzalez en City TV, que hacia de regidor, pero que siempre estaba bromeando y haciendo reir al publico. No recuerdo su nombre. El ha ido calentando un poco el ambiente para romper el hielo, y hemos empezado tomándose tomas de risas y aplausos. Todo perfecto. Al cabo de un buen rato, han aparecido los dos cómicos, y ha empezado la grabación. Casi toda de corrido. Sólo han tenido que repetir 3 tomas. La mejor parte, ha sido ya después de la grabación que los dos han estado improvisando, y ha sido cuando mejor lo hemos pasado. Acabada la grabación, nos han dado el correspondiente bocata y otra botella de agua mineral. Después al autobús y de nuevo a Plaza Cataluña.
Como he ido a Barcelona en tren, desde la Plaza Cataluña, he subido por Paseo de Gracia hasta la estación de RENFE. Que locuraaaaaaaaaaaaaaaa. Estaba el andén tomado por cientos de personas disfrazadas y que iban al carnaval de Sitges. He tenido suerte cuando ha llegado el tren de ser de los primeros en subir al vagón y tomar asiento. Se ha llenado por completo. Más que llenado, abarrotado. Disfraces, música, charanga. Una auténtica locura. En Sants ya tenian problemas para que entrara más gente. El viaje ha sido una diversión continua. Y bien acompañado que iba yo. Una chica embarazada delante mio, a su lado otra leyendo un libro, y junto a mi una morena que tiraba al suelo. La embarazada y la morena han bajado en Gavá, y entonces de las personas que estaban de pie, se han sentado no dos, sino tres chicas más. Y parece que hay algo que me persigue. Eran porteñas. argentinas. Muy guapas y simpáticas las tres. Rondaban la treintena. Un acento inconfundible. Me preguntaron por si sabía el horario de trenes de vuelta desde Sitges, y a partir de allí hemos entablado los cuatro una conversación hasta que hemos llegado a Sitges y yo he seguido viaje hasta Vilanova.
Y aquí estoy a estas horas haciendo este pequeño resumen de la jornada. Chateando primero con Ana un rato, y ahora escribiendo estas líneas.
Y hora de cerrar ya por hoy. Nos vemos luego.